Realmente ser madre…

¡Hola mamis y pekes! Esta semana fue muy especial porque celebramos a las mamás de todo el mundo. Por eso quiero compartir con ustedes un poco de mi propia experiencia como mami.

Podrá sonar muy cliché pero es una realidad: Ser madre te cambia completamente la vida. Y sí, jamás en toda mi existencia me imaginé que mis pensamientos, prioridades, hábitos y demás serían diferentes al convertirme en madre.

Las mamás de antes decían (y siguen diciendo) que cuando te conviertes en madre “te debes a tus hijos” lo que sea que eso signifique, aunque, comúnmente lo interpretan como: ‘te friegas, te olvidas de ti y dedicas TODA tu vida a las necesidades de tus hijos’ Cosa que, hasta la fecha y en mi caso, implica un poco de discusión / molestia con mis papás pues ellos piensan de esa manera y yo no.

La maternidad sí implica cambios, pero eso no significa que debamos olvidarnos de nosotras, pues antes que nada somos seres humanos. Y también es importante no dejar de lado nuestras propias necesidades, ya tenemos demasiado con el poco o nulo sueño desde que nacen los hijos, dedicarnos a su alimentación, higiene, tareas y demás conforme van creciendo. Así que, también es válido que pidamos apoyo, que nos dediquemos un momento del día para algo exclusivamente nuestro, NECESITAMOS ese equilibrio, ese pequeño minuto de ‘egoísmo’ para mantener la lucidez y seguir con la lucha diaria que implica la maternidad.

 

“Una mamá feliz, cría hijos felices”

 

Los hijos son un regalo MARAVILLOSO, un regalo que viene sin manual, que no trae instrucciones precisas ni de contingencia y que no responde como nos cuentan porque es exclusivo de cada quien. Pero al mismo tiempo comprende los momentos más bellos y amorosos que podremos experimentar, el amor que se siente por un hijo NO TIENE COMPARACIÓN, sólo se puede entender cuando se vive y no deberíamos agotarnos en explicar a quienes no los tienen, pues literal, SÓLO LAS MAMÁS sabemos exactamente lo que se siente.

guia-mamis-y-pekes-marly-mamá-bebé

El momento en que Pekeblogger y yo nos vimos ya más tranquilamente y en privado jeje!

Las madres le llevamos una gran ventaja a los papás, ellos no comparten cuerpo y latidos con los hijos, ellos no pueden sentir la vida dentro de sí, ellos no tienen esa inexplicable conexión con los pequeños que va más allá de lo físico , no tienen esa intuición que nos hace saber exactamente lo que quieren cuando no pueden decirlo siquiera. Ese es el gran papel que la vida y ese ser superior en el que crean nos ha dado. Es un privilegio del que no todas gozan y que yo, en lo personal, agradezco infinitamente.

Por mucho miedo que podamos sentir, porque sí se siente TERROR, sobre todo la primera vez, ser mamá es lo máximo con todos sus bemoles. Ahí sí, se experimenta el amor incondicional, el querer a alguien más que a tí misma y el procurar el bienestar de esa personita por encima del tuyo. Eso es parte de la complicadísima tarea de ser mamá, ‘nada más’ crear y formar personitas que se convertirán en hombres y mujeres de bien, dependiendo de absolutamente todo lo que hagamos ahora por ellos ¿otra cosita?

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Recuerden que a nosotras, las madres, se nos tiene que demostrar amor no sólo cada 10 de mayo, todos los días ¡sería maravilloso!

¿Qué tal se la pasaron el día de las mamis? ¡FELICIDADES A TODAS LAS MAMÁS HERMOSAS QUE ME LEEN ❤

Besos mamis y pekes! 😀

Marly.

 

¡RECUERDEN SEGUIRNOS EN ESTE BLOG Y NUESTRAS REDES SOCIALES!

FACEBOOK   |   TWITTER   |   INSTAGRAM     |   YOUTUBE

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s